jueves, 1 de septiembre de 2011

¿Por qué comparto informaciones y contenidos?

Hacia el año 2000, cuando me hice cargo de la dirección de la Cátedra UNESCO de Educación aDistancia (CUED), me planteé cómo podría cumplir uno de los objetivos que figuraban en el convenio de creación de la misma, el de la proyección, difusión, divulgación de conocimientos y experiencias, teniendo como foco destinatario principal el espacio geográfico de América Latina. ¿Cómo hacerlo para empezar, cuando el único recurso de la Cátedra en aquel entonces era yo mismo?

Desde que Internet fue penetrando en las universidades españolas, mediados de los 90, mi interés por la educación a distancia que se inició a principios de los 80 del pasado siglo, pudo incrementarse...
                 LEER COMPLETO

13 comentarios:

jamardu dijo...

Excelente profesor!, siga compartiendo que, efectivamente existimos personas interesadas y agradecidas en su esfuerzo.
Compartir información es ayudar a aprender, alguien se nutrirá de sus hallazgos y de manera similar, lo redistribuirán a otros que igualmente algo aprenderan.
Saludos, Jairo Martinez (@jamardu) - Venezuela

Ingrid Romero dijo...

Vengo trabajando la misma idea de compartir con los maestros acá en Perú http://goo.gl/YdsXd. Gracias por sus valisos aportes. Saludos.

María del Carmen Moreno Vélez dijo...

¡Qué bueno tener otras oportunidades de reflexionar sobre estos asuntos! ¡Gracias Profesor García Aretio! Concuerdo con varias cosas sobre las que escribe, particularmente en este post.
Destaco algunos elementos de mi interés:

Al compartir puedo abrir espacios para la crítica que siempre ayuda a profundizar en las reflexiones. Al compartir, abrimos puertas para el aprendizaje en colaboración...
Me interesan mucho los planteamientos registrados con relación al tema de la investigación. A través de estos escritos, podemos cultivar criterios para la selección, para profundizar en el discernimiento, para conversar y aportar...
¿Qué es aquello de "porteger conocimentos"? ¿De quién se protegerían, cómo y por qué?

Cada uno, desde sus lenguajes e intereses, aprenderá, de diferentes maneras, sobre las mismsas informaciones... Es necesario compartir para aprender...

Gracias de nuevo.
María del Carmen, hoy desde Buenos Aires.

daniel de argentina dijo...

" Compartir el conocimiento
es una acción de seres inteligentes,
que han comprobado que el conocimiento
es un bien que crece a medida que se lo comparte"
Profesor Mario h. Vogel

Gracias Profesor García Aretio

Tere(sa) dijo...

Que buen post!
Creo que siempre ha existido mucha mezquindad en los ámbitos académicos, quizás por temor a perder el poder sobre lo que sabe y se resguarda como una mercancia para pocos. La Web 2.0 y las inifitas posibilidades de socializar y construir colectiva y colaborativamente no hace más que desnudar esa triste realidad.
Afortunadamente somos muchos los que apostamos a seguir trabajando desde lógicas más horizontales. Celebro esa posibilidad!

Tere(sa)

Crisayat dijo...

Mi siempre estimado y admirado "maestro". Fui su alumna, me formó junto a todo ese gran equipo maravilloso que dejó una hermosa "impronta" en mi vida. Que me animó a hacer visible aquello que creo, mis convicciones, mis talentos, mis posibilidades y sobre todo a no avergonzarse por "mis limitaciones e imposibilidades".

Aún sigo siendo su alumna. He crecido sin dudas alguna como profesional. Pero aún sigo siendo su alumna. Y Ud. me inspira con sus producciones, con su solidaridad al compartir e intentar llegar a todos aquellos que nos interesan sus temas.

Ciertamente en el mundo académico, se valora en gran manera las investigaciones de rigor. Son buenas. Necesarias. Son las que permiten producir conocimiento y avanzar en cualqueir campo del saber. Pero también es cierto que a veces necesitamos, más que investigaciones duras, de tanto rigor, necesitamos realidades desde el llano, experiencias que se sientan reales, conocimiento del hacer cotidiano, de las prácticas que dia a dia con interpela a innovar, a adecuar y ajustar una propuesta, necesitamos reflexiones, etc.

No se canse de compartir. No se canse de dar. No se canse de enseñar a quienes lo seguimos. En lo personal sigo aprendiendo de sus enseñanzas... Pero lo que es más maravilloso para mi estilo de vida y convicciones... es que aprendo de su "ejemplo" en línea. Y eso no tiene precio. Es la mejor escuela que pudiera existir en la red.

En este cuatrimestre aquí en Argentina empiezo a ofrecer cuatro asignaturas y un seminario. Todos en Universidad. Un poco loco... mi cuerpo a veces no lo resiste. Pero es lo que suele hacerse para poder vivir en este Pais. Entonces no tengo tiempo para escribir mis investigaciones, y producir lo que desde mi experiencia. O lo que mis amados alumnos me enseñan o aprendemos juntos. Pero veo que otros lo hacen muy bien... Logran esa meta deseada de todo académico. Pero con su ejemplo descubrí que puedo llegar a otros de la misma manera que ud lo hace. Y eso mi querido "Maestro" es una gran valor y enseñanza. No se recibe mucho de esto en la formación profesional. Y eso es lo que comparto con mis alumnos. Por ello aprenderán a concerlo porque sus ideas, sus producciones y su forma de llegar a otros, formarán parte de la currícula de mis asignaturas. Que más allá de enseñarles los contenidos exigidos por plan de formación, intento dejarles una enseñanza en valores, que los forme como personas y profesionales del mañana. Sabiendo como "Ser" en esta Cultura Digital y Siglo XXI.

Gracias mi querido Dr. Lorenzo. Gracias!! Y no se canse de compartir y de llegar al mundo entero con su ejemplo. ¡¡Vaya!!... Ud si que es un Gran Hombre, un Gran Profesional.

Mi respeto y admiración para ud.
Con afecto, Cristina Sayat. Desde el Sur Argentino.

María del Carmen Moreno Vélez dijo...

Y hablado de compartir, les cuento que con Lónica Zega de Krutli, armamos y enviamos al Concurso ABA 2010/2011, un trabajo colaborativo sobre el uso de las TIC én procesos de formación docente para la Universadidad.

Les envío el enlace al trabajo, por ver si alguno de ustedes se interesa por darle una mirada...

Ahora la propiedad privada del producto es de ABA,, pero creo que lo pueden miratr de todas manerss:

http://www.aba-argentina.com/actividades/premios_aba/2010-11/PDF/Mencion1.pdf

Saludos, María del Carmen

Viviana Acevedo dijo...

Es una realidad tan antigua como la existencia de los seres humanos y lo que usted , estimado profesor , relata es un ejemplo más de esta realidad: El egoismo existe.
Existió siempre y seguirá existiendo de la misma manera que existieron, existirán y seguirán existiendo los generosos como usted que han hecho posible el crecimiento exponencial de redes sociales de todo tipo.

Celebro su iniciativa y brego por que se multiplique

Línea de Investigación: Aprendizaje, TIC e Innovación en Educación Superior dijo...

Apreciado Maestro García Aretio:
Mis felicitaciones por su visión e interpretación cabal de la nueva filosofía en cuanto al uso de Internet. Particularmente con el advenimiento de la Web 2.0 y sus posibilidades de interacción social, ya no se trata sólo de ir a la red para buscar la información que nos interesa (ser usuario), sino que ahora tenemos la posibilidad, además, de ser creadores de contenido, al tiempo que lo podemos compartir a través de mecanismos apropiados de distribución e interacción. Es necesario pasar de la visión de tener información como fuente de poder a tener y producir contenido para compartir colaborativamente y así contribuir a democratizar el saber.

Comparto absolutamente su visión sobre este interesante tema de actualidad y valoro el esfuerzo que usted viene haciendo, desde hace varios años, por organizar, divulgar y compartir información y contenido en el campo de la EaD.

Carlos Ruiz Bolívar, PhD
Profesor titular UPEL-Venezuela

Carlos Bravo dijo...

Estimado profesor. Gracias a que existen personas como usted los demás podemos recibir esas informaciones y compartirlas.

Evidentemente compartimos información no conocimiento, ese lo crea cada uno en función de lo que decimos en una clase, lo que criticamos en una tesis o lo que escribimos en un Blog.

Contra los dinosaurios de la información, es decir aquellos que no quieren compartir lo que aprendieron antes, surgen las redes sociales, que gracias a personas como usted las engrandecen.

Hace un tiempo publiqué en mi blog un artículo "Sí publico me lo copian" http://366-dias.blogspot.com/2011/05/si-publico-me-lo-copian.html basado justamente en ese egoísmo a la información, que hoy no tiene cabida.
Muchas gracias

José Luis Oliva dijo...

Estimado Lorenzo

Gracias por estimular el compartir, creo que
el no compartir el conocimiento, que pasa por nosotros y navega a través de los tiempos y ahora de los cables de cobre, de fibra, del éter...
nos puede producir estreñimientos mentales que al final causarán daños en nuestro cuerpo y en nuestra alma, nuestra salud se resentirá y de las personas que están a nuestro lado en los espacios físicos o virtuales.

Creo que hay mucho de miedo y de miedo al estrés en lo de NO compartir en lo NO comunicarme, si comparto evaluara mis mis fuentes mis conocimientos me cuestionarán, alguien se aprovechara de mi esfuerzo, sabrán lo que se y se darán cuenta de que es poco, en un mundo académico que se escala por los meritos, en el que siempre hay que estar demostrando...
Para mi ha sido muy estimulante y una alegría, el espíritu que emana del post.
Compartir es abrir ventanas y así se refrescaran nuestras casa y podremos ver el paisaje. En una traducción libre, compartir puede significar ponerse a caminar con otros.
Gracias de nuevo por el post.
afectuosos saludos
José Luis Oliva

Maria Zavalia dijo...

Excelente post. Comparto totalmente su comentario, y es más siempre me pregunto, ¿De qué me sirve tener tantos conocimientos, o acceder a una determinada información sino la comparto con alumnos o colegas?.
Lamentablemente aún en estos tiempos, hay profesionales de la educación que les cuesta compartir sus saberes justamente por lo que Ud. bien plantea, el temor a ser superado o a que otro se "copie" la idea.
Esté Ud. seguro que sus post los leemos y los seguimos con mucha atención, muchos de los que estamos justamente en el área de la Educación a Distancia.
Muchas gracias por nutrirnos constantemente con sus aportes y contribuciones.
Cordialmente
María Zavalía

Lía González dijo...

Es la primera vez que visito este blog. Me llamó la atención el título del post al verlo en mi agregador de contenidos y entré para echar una rápida mirada.
Sin embargo, cuando comencé a leer ya no puede dejarlo hasta llegar al final. Sus reflexiones me han dejado impresionada y sobre todo sorprendida. A medida que iba leyendo no podía dejar de preguntarme ¿Cómo alguien a quién no conozco, ni me conoce, es capaz de plasmar en estas líneas con tanta fidelidad mi forma de pensar y de actuar?
Comencé como usted con una sencilla web recopilando, organizando y compartiendo recursos, documentos, etc., en un campo en el que la palabra compartir casi es tabú, la preparación de oposiciones a empleado público.
También como usted he visto incomprensión en compañeros a los que incomodaba mi afán por compartir información más o menos valiosa a través de mi web. Y otros que pidiéndome compromiso de no difundir pretendían regalarme su “tesoro” encontrado en Internet. A estos siempre he respondido lo mismo: si me lo das lo comparto, almacenado en mi ordenador no sirve de nada.
Como bien dice en su post “El que quiere proteger sus conocimientos y fuentes, en realidad desea esconder sus trucos, artimañas y habilidades, en fin, con el objeto de que otros no le puedan sobrepasar.” Misión imposible cuando la información se encuentra en Internet. Siempre habrá alguien que más tarde o más temprano encontrará esa información, seguramente enriquecida y actualizada.
Afortunadamente hay muchas personas que saben que la información adquiere valor cuando se comparte. Por lo tanto disipe su duda profesor, compartir engrandece, siempre merece la pena y además es adictivo, cuando empiezas ya no puedes parar.
Me sumo a los comentarios que me preceden y le doy las gracias por este post y por el tiempo que dedica a los que estamos detrás. No tenía el gusto de conocerle pero sepa que a partir de hoy, con su permiso, me hago un hueco entre sus seguidores.