miércoles, 17 de octubre de 2018

Entrevista radiofónica. De la "D" de Distancia a la "D" de Digital, desde RIED.


Les ofrezco en esta entrada una entrevista que me hicieron, emitida por Radio Nacional de España (RNE) en su programación dedicada a la UNED. La entrevista tuvo lugar dos días antes de mi viaje a Buenos Aires para participar en el XVIII Encuentro de la Asociación Iberoamericana de Educación a Distancia (AIESAD), organizado en esta ocasión por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires). En este Encuentro tuve ocasión de pronunciar la conferencia inaugural del mismo, sobre el tema "Buscando soluciones al problema del abandono en los estudios virtuales, a través del DDM" y al día siguiente, otra exposición sobre "30 años de la RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia". Sobre esta segunda exposición,  en una futura entrada en este blog, trataré de mostrarles un vídeo.

En esta ocasión les animo a escuchar esta entrevista, emitida el pasado 13 de octubre,  en la que se tratan temas relevantes sobre la evolución de la educación a distancia, sobre sus retos, sus transformaciones, los temas candentes, la transformación de la universidad, etc.




martes, 5 de junio de 2018

Transformación digital de la Universidad. Nuevo monográfico RIED


Fiel a su cita, y siempre en fechas anteriores a las previstas oficialmente, la "RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia", la Revista Iberoamericana de la Educación Digital, lanza un nuevo número. En esta ocasión dedicado a la Universidad digital, a la transformación de las universidades insertas en una sociedad digital.

En esta ocasión, el coordinador del Monográfico ha sido el destacado Catedrático de la Universidad de La Laguna, Dr. Manuel Area. Puede apreciarse, además, el elenco de relevantes autores que conforman este monográfico. Éstos son los contenidos del número, incluido "Monográfico" y sección de "Estudios e Investigaciones".

Vol. 21, núm. 2 (julio, 2018)
Hacia la universidad digital: ¿dónde estamos y a dónde vamos?

DOI: https://doi.org/10.5944/ried.21.2

Tabla de contenidos 

Artículo Editorial 

RIED. Una historia de 30 años de publicación científica
Lorenzo García Aretio

Monográfico 

Hacia la universidad digital: ¿dónde estamos y a dónde vamos?
Manuel Area Moreira

La situación cambiante de la universidad en la era digital
Juana M. Sancho Gil, Adriana Ornellas, Judith Arrazola Carballo

¿Hacia la Ubersidad? Conflictos y contradicciones de la universidad digital
Jordi Adell Segura, Linda Castañeda Quintero, Francesc Esteve Mon

La evolución del e-learning: del aula virtual a la red
Begoña Gros Salvat

Las tecnologías digitales y su impacto en la Universidad. Las nuevas mediaciones
Juan de Pablos Pons

Las diferentes concepciones de la universidad digital en Iberoamérica
Jesús Salinas Ibáñez, Victoria Irene Marin

Las tecnologías digitales emergentes entran en la Universidad: RA y RV
Julio Cabero Almenara, Bárbara Fernández Robles

Uso de los registros de actividad para mejorar la colaboración en línea
César Coll Salvador, Anna Engel Rocamora, Shamaly Niño Carrasco

REUNI+D: una red universitaria para la construcción colaborativa de conocimiento
Ana García Valcárcel Muñoz-Repiso, Luis María González Rodero, Verónica Basilotta Gómez-Pablos, Marta Martín del Pozo

Las aulas virtuales en la docencia de una universidad presencial: la visión del alumnado
Manuel Area Moreira, Belén San Nicolás Santos, Ana Luisa Sanabria Mesa

Estudios e investigaciones 

Alberto Ruiz Ariza, Sebastian Lopez Serrano, Sara Suarez Manzano, Emilio J. Martínez López

Opiniones y propuestas de los estudiantes de Comunicación Audiovisual sobre los SPOC
Ana Mejón, Francisco Utray, David Rodríguez Mateos

Diseño de tareas telecolaborativas para el aprendizaje de idiomas con cuentos del mundo
Ana Sevilla-Pavón

lunes, 28 de mayo de 2018

Dos rankings sobre revistas científicas españolas de Educación

Recientemente han sido publicados dos rankings de revistas científicas que pueden resultar muy útiles para investigadores y autores que desean conocer en qué situación se encuentran las revistas en las que potencialmente pudieran desear publicar algún trabajo.

Desde la perspectiva de ser el Director/Editor de la RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia (La Revista Iberoamericana de la Educación Digital), hemos elaborado esta entrada, en la que se percibe que esta publicación continúa consolidando posiciones en el ámbito de las revistas científicas de educación. Esta afirmación la basamos en los dos rankings citados.

El primero de ellos, ha sido elaborado por el grupo Comunicar, promotor de la prestigiosa revista que lleva su nombre, Comunicar. Esta revista, como es bien sabido, en el ámbito de la Educación, es la revista iberoamericana mejor posicionada, Q1 en Journal Citation Reports (JCR), así como en Scopus (SJR), Q1, primera española en Educación.


Pues bien, con el rigor que viene mostrando esta revista y el equipo que la conforma, acometieron la tarea de "ordenar" una parte de las más de 3000 revista que conforman un producto de Web of Science (WoS), que nació hace poco más de dos años, el Emerging Sciences Citation Index (ESCI). Trabajaron sólo las referidas a las áreas de Educación y Comunicación. Thomson Reuters (actualmente Clarivate Analytics) quiso dar entrada en el club más prestigioso de revistas científicas a otras muchas procedentes de todo el mundo y todas las áreas.


Pero lo que sucede es que este índice de "revistas emergentes" acoge a una muy diversa categoría de publicaciones, desde aquellas altamente valoradas a otras de nivel editorial y científico muy discutibles. De ahí, tal y como señala el editor de la revista Comunicar, Ignacio Aguaded:


Era necesario clarificar, dentro de este ya amplio paquete, de esta “caja negra”, una vez que han pasado más de dos años de su implementación, para ofrecer a editores, y sobre todo autores, información de la calidad de estas revistas, medidas por su factor de impacto, aplicándole los mismos criterios de cómputo que se emplean en el portal WoS para las revistas JCR (el subrayado es nuestro).


Los autores del estudio, aclaran que ese trabajo es una simulación que trata de ofrecer una visión de cómo se posicionarían las revistas de las categorías de Educación y Comunicación de Emerging Source Citation Index (ESCI) de acuerdo a su Factor de Impacto para el año 2017. Los datos los calcularon según las citas que reciben los artículos en Web of Science Core Collection. La carga y cálculo de datos se llevó a cabo en abril de 2018. Se ofrece, además, la posibilidad de mostrar los datos por países. Ver la siguiente captura:

miércoles, 16 de mayo de 2018

El abandono en los estudios a distancia y virtuales. Apuntes metodológicos (y II)

En la entrada anterior, terminábamos la primera parte de este tema referido al abandono en los estudios no presenciales, con este texto: "Dicho esto, ¿cómo desde la responsabilidad institucional y de docentes podemos mejorar la calidad de nuestra enseñanza, tratar de retener a nuestros estudiantes, motivarles para continuar en el empeño, personalizar al máximo nuestro sistema? Abordaremos sólo tres puntos, el primero de ellos referido a las competencias y compromisos docentes, en el segundo trataríamos de proponer algunas acciones concretas y, finalmente, algunas otras sugerencias de carácter más general que podrían servir para la reflexión".

LAS COMPETENCIAS Y COMPROMISOS DOCENTES

Como consecuencia de estos planteamientos, podríamos entender que los esfuerzos deberían ir encaminados a mejorar la atención a los estudiantes, diseñando y desarrollando los cursos o asignaturas con la máxima calidad pedagógica y orientando al alumno de nuevo ingreso en el acierto de la elección de los estudios y del número aconsejable de asignaturas en las que debería matricularse.

Como decíamos, vamos a centrar nuestra aportación en los agentes educadores, en este caso en los docentes de la UNED, en los compromisos, competencias y tareas que habrían de desarrollar para un desempeño más eficaz de su función académica que pudiera mejorar la motivación, el interés y, en consecuencia, la retención de los estudiantes y su mejor rendimiento académico. Quizás, otras instituciones a distancia podrían adaptar a su modelo todo lo que sigue, acomodarlo a su estructura organizativa y docente, a sus dimensiones y, naturalmente, a sus disponibilidades presupuestarias. Nos centraremos sólo en los ámbitos pedagógico y tecnológico...

LEER COMPLETO

viernes, 11 de mayo de 2018

El abandono en los estudios a distancia y virtuales Apuntes metodológicos (I)



Voy a realizar dos entradas consecutivas sobre este preocupante tema del abandono en los estudios a distancia y virtuales.
_________________________________
Como reza el título del post, un serio problema de carácter global y una preocupación muy generalizada que viene afectando a los estudios universitarios, es el de los fracasos de los estudiantes, los abandonos o las deserciones o, dicho en términos positivos, las tasas de permanencia, persistencia o éxito en los estudios. Las investigaciones que aproximan las posibilidades de paliar ese problema, así como las recomendaciones que se generan, son recurrentes por parte de los gestores universitarios, docentes e investigadores, gobiernos y organismos internacionales implicados en cuestiones educativas.

Y, si concretamos un punto más, el abandono que se produce en los estudios a distancia y digitales suele ser de forma más aguda un lugar común de debate permanente entre instituciones y expertos preocupados por el tema. Y hay que considerar que el fracaso y abandono de unos estudiantes es también el fracaso de los docentes y, sin ninguna duda, el revés de la propia institución. Por el contrario, los altos índices de permanencia, de retención o de culminación de estudios con respecto a los que los iniciaron, se viene mostrando como indicador de éxito, de calidad incuestionable de la institución o programa. Y en España, estos índices de fracaso en la universidad son bastante superiores a la media europea.

La educación a distancia, en línea, los formatos educativos no presenciales, precisamente suelen sufrir de forma más aguda este problema. Y este es un hecho prácticamente generalizado en todo el mundo. Quizás no se hizo suficiente investigación sobre este problema, o no se implementaron medidas concordantes con las conclusiones obtenidas en la que se hizo, y se vino conviviendo con el problema considerándolo, quizás, como irresoluble, sin pensar que las acciones humanas siempre son susceptibles de mejora. Por ello, cualquier iniciativa en ese sentido debería ser digna de destacarse.


De ahí que sea de agradecer el que desde el rectorado de la UNED de España se aborde un “Plan de mejora de la experiencia del estudiante y reducción del abandono”. Aunque bien es cierto que hubo otras muchas iniciativas en años anteriores, ligadas a planes globales de mejora de la calidad de la docencia y la investigación, pero que en el propio título integrasen el término “abandono”, no lo recordamos. En las motivaciones iniciales que provocan acometer esta tarea de reducir la deserción de los estudiantes, se señalan en ese documento base del plan, las siguientes:

jueves, 18 de enero de 2018

¿El blended learning como solución?

El primer número del volumen 21 de la RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia correspondiente a enero de 2018, abre precisamente el año en que la RIED, junto a su antecesora, la Revista Iberoamericana de Educación Superior a Distancia cumplen su 30 aniversario. Ambas revistas se configuraron como el órgano de diseminación científica de la Asociación Iberoamericana de Educación Superior a Distancia (AIESAD). Y este primer número de 2018 dedica su parte fundamental a la modalidad educativa del blended-learning. Tomamos la parte fundamental de esta entrada, extrayendo textos del artículo editorial publicado en dicho número (García Aretio, 2018).

Ya hace 20 años, García Aretio y Marín Ibáñez (1998), apuntaban que las enseñanzas presencial y a distancia se ordenan sobre una línea continua, en uno de cuyos extremos estaría el momento en que el profesor, cara a cara con el alumno, dirige su aprendizaje. En el otro extremo se haya el estudio del alumno aislado, que recurre a un sistema multimedia y consulta las fuentes de un modo autónomo para adquirir los conocimientos, destrezas y actitudes, que estima válidos para elevar su calidad de vida. Pero, ni el sistema educativo presencial ni las enseñanzas a distancia, señalaban estos autores, cumplen íntegramente las exigencias que se agudizan en uno y otro extremo. Hay alumnos que necesitan la presencia de los profesores y los compañeros, pero hay quienes aprenden mejor en el silencio y la soledad. La diferencia, pues, entre la enseñanza presencial y a distancia es una cuestión de grado, no el salto radical entre el sí y el no, la permanente presencia o la ausencia total, el contacto vivo o la desoladora lejanía.

De ahí el que pudiéramos cuestionarnos 20 años después, ¿dónde estaría hoy, pues, la frontera entre lo presencial y lo “a distancia”?, ¿no se está diluyendo cada vez más, o quizás ya esté diluida?, ¿podría una formación universitaria moderna reducirse exclusivamente al contacto profesor-alumno en el aula? Los sistemas a distancia, cierto que dependiendo del nivel de estudios, ¿pueden prescindir 100% de algún contacto presencial, aunque sea en algún momento de la evaluación en estudios oficiales y reglados?, ¿no sería mejor hablar de diferente énfasis que, según modelos, se asigna a la relación presencial y la soportada, por ejemplo, en entornos virtuales de aprendizaje?, ¿no es más cierto que cada vez existe menor salto entre unas y otras experiencias, modelos o formulaciones?, ¿no es más cierto que deberíamos hablar de confluencia o convergencia de sistemas?, ¿no es más cierto que más que contraponer sistemas deberíamos hablar de educación, de calidad de esa educación, sea con más énfasis presencial o a distancia?

Que la referida convergencia actual pueda llevar a lo que desde hace años se viene denominando como blended-learning, no quiere decir que este b-learning esté naciendo ahora, en estos años de este siglo XXI en los que se tiende a converger. Con la denominación de blended-learning, parecería que nos encontráramos ante un sistema revolucionario, absolutamente nuevo, que fuera a solucionar todos los problemas educativos y de formación de la sociedad actual. La verdad es que leyendo alguna literatura al respecto así podría considerarse, dado que son numerosas las investigaciones que resaltan su eficacia frente a los modelos “limpios” de e-learning o totalmente presenciales (consultar las referencias a estos estudios en el artículo de García Aretio, 2018) En algunos de esos trabajos se viene a presentar como la auténtica “solución”...