lunes, 20 de febrero de 2012

Conferencia de Decanos de Educación de España


La Conferencia de Decanos de Educación acoge a los Decanos/Directores de Facultades y Centros Superiores de Educación y Magisterio de las universidades públicas y privadas españolas. Esta Conferencia de Decanos unificada con todos los títulos de Educación y Magisterio se constituyó en Santiago de Compostela en 2004. Su finalidad era y es la de  crear un foro de debate e intercambio abierto a todas las universidades españolas sobre temas de interés para las titulaciones universitarias de Grado en Pedagogía, Educación Social, Magisterio de Infantil, Magisterio de Primaria y de Másteres, que permita defender mejor los intereses de las mismas.

Pertenecen a ella todos los decanos de Facultades españolas, públicas y privadas, que impartan titulaciones verificadas y registradas de magisterio y educación. Hoy la componen representantes de más de 100 centros españoles. Téngase en cuenta que los universitarios que estudian en estos centros constituyen en torno al 10% de toda la población de estudiantes universitarios de España. La Conferencia está gestionada y representada por una Comisión Permanente.

Pues bien, con motivo del final de mi segundo y último mandato como decano de la Facultad de Educación de la UNED deseo resaltar el trabajo y representatividad de esta Conferencia. Ocho años estuve de Decano y desde que se creó esta Conferencia (finales del año 2004) como órgano único de todos los centros de Educación y Magisterio, he formado parte de la Comisión Permanente de la misma, comisión que se ha venido reuniendo una media de seis veces al año. En esta Comisión Permanente están representadas en el momento actual todas las Comunidades Autónomas que conforman el Estado Español. En esos 7 años de existencia en los que he sido testigo como miembro de su Comisión Permanente, se elaboraron los documentos finales que constituyeron los Libros Blancos de las titulaciones de Educación y Magisterio.

La Conferencia, a través de su Comisión Permanente estuvo atenta para la conformación de directrices sobre competencias y contenidos relativas a los nuevos planes de estudio adaptados al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), tanto de Grados como de Másteres.

El pasado 17 de este mes, tras celebrar en Madrid la primera sesión de la Permanente a la que yo ya no asistía, se reunieron todos con el fin de darme un homenaje cariñoso, sentido y emotivo en un restaurante de Madrid. Comimos juntos, me hicieron un valiosísimo obsequio y me dieron sobradas muestras de cariño por los años que dediqué a trabajar por la Conferencia que no suponía otra cosa que trabajar por el futuro de la educación en España. En nuestros centros formamos a los maestros, a los educadores sociales y a los formadores de formadores. ¿Hay tarea más noble? Estuvieron presentes esos representantes que forman la Permanente de la Conferencia a los que se agregaron el anterior Presidente, Dr. Luis Arranz (Univ.Complutense) y la anterior Secretaria, Dra. Engracia Alda (Univ. Autónoma de Madrid)

En la Asamblea de la Conferencia en Cáceres con la
Dra. Concha Martín y el Dr. Ramón López
Ya en la última Asamblea General de la Conferencia (se celebra una al año con la presencia de los representantes de todos los centros -unos 100-), el pasado octubre, organizada por la Universidad de Extremadura en Cáceres (era mi última asamblea), en el acto del último día hubo también una explosión de cariño hacia mi persona liderada por la Presidenta de la Conferencia, Dra. Concepción Martín (Universidad de Murcia),  que agradecí profundamente.

A través de la Lista de Distribución de la Conferencia (que mantenemos desde la UNED, al igual que la Web) en mis últimas semanas como decano me llegaron numerosos mensajes con similares muestras de cariño. Les dejo uno de ellos, de alguien que fue el segundo presidente de esta Conferencia, el Dr. Felipe Trillo de la Universidad de Santiago de Compostela. Hago esto con el fin de que entiendan los lectores de este blog el por qué valoro tanto a los miembros de esta conferencia. Me dieron mucho, aprendí más de ellos y, al parecer, algo les tuve yo también que dar por tatas expresiones de halago que me han llegado a abrumar.

Este mensaje supone una muestra de lo que me llegó semanas atrás. En términos similares se mostró la Presidenta actual de la Conferencia, Dra. Concepción Martín, tanto en la Asamblea general de octubre último como en el homenaje de la Permanente el viernes pasado. A Concha le estoy altamente agradecido por su reconocimiento.

Escribe el Dr. Felipe Trillo, ExPresidente de la 
Conferencia de Decanos de Educación y Magisterio:


Estimados colegas:

Por gentileza de mi Decano, Lois Ferradas, y a través de su correo, me cuelo
en  vuestra red para, como antiguo Decano y Presidente de la Conferencia
(2005-2006),  hacerme eco de la despedida de Lorenzo García Aretio.

Fue, como bien dice, no Secretario, sino el Secretario de la Conferencia, y
eso desde los tiempos de  su refundación -si me permitís esa expresión-, en
Santiago de  Compostela (2004).

Durante aquellos años intensos (Libros Blancos,  Catálogo de titulaciones
que sí y después que no, Fichas Técnicas y troncalidad común que sí y
después que no, Master de Formación de Profesorado de Educación Secundaria,
Psicopedagogía al limbo, Jornadas de Barcelona y de Palma, ...), siendo
presidente de la Conferencia Antonio Maldonado primero y yo  mismo después,
tuve la suerte de trabajar codo con codo con Lorenzo.

Han pasado ya seis años, pero es imposible olvidar su hombría de bien, la
calidez en el trato, la elegancia de sus modales, la solidez de sus
convicciones, la ecuanimidad de sus juicios, y la solidaridad y hasta
generosa complicidad con que nos regaló a todos los miembros de la
directiva ante las decisiones  difíciles.

Mención especial merece, sin duda, su trabajo (con mimo y esfuerzo)  para
proporcionarle una web a la Conferencia. Si hay algo de cierto en
eso de que si no estás en los medios no existes, la dedicación y saber
hacer de Lorenzo al respecto hizo posible que a la Conferencia le
ocurriese esa curiosa transubstanciación propia del siglo XXI, que es
"visualizarse en la red". Una manera, en fin, de hacerse ver y notar y, por
tanto, de ser tomado en consideración. Eso se lo debemos por  completo a
Lorenzo.

En fin, no os robo más tiempo, pero me parecía de justicia reconocer y
hacer una loa de su trabajo así como expresarle mi agradecimiento más
sincero; no sólo como ex decano y ex presidente de la Conferencia, sino
como profesor universitario de a pie, que sabe que hay gente que
asume cargos para servirnos a todos y no para servirse de ellos. Eso es lo
que hizo Lorenzo.

Un abrazo, y mucha suerte, a Lorenzo y a todos.
Felipe Trillo Alonso
Departamento de Didáctica y Organización Escolar
Facultad de Ciencias de la Educación
Campus Vida
Santiago de Compostela